La importancia de las dietas funcionales y sus beneficios en la y productividad y rentabilidad de los cultivos de camarón

A lo largo del cultivo de camarón, continuamente se presentan desafíos que ponen en riesgo la viabilidad de su producción. Existen algunos factores que influyen durante el ciclo de cultivo como variaciones extremas de temperatura, altas o bajas salinidades, riesgos de enfermedades ocasionadas por patógenos como el Vibrio sp., altos niveles de estrés generados por distintas causas, como una deficiente calidad de agua, entre otros; que afectan la salud y desempeño del camarón en cualquier etapa del ciclo. Los efectos de estos factores se ven directamente reflejados en los indicadores de productividad, impactando la rentabilidad del productor.

Situaciones como las descritas anteriormente, requieren de la intervención para fortalecer el sistema inmune del camarón, mejorar su salud intestinal, regenerar tejidos, aumentar la diversidad microbiana benéfica y reducir la carga microbiana patógena, para fortalecer la salud del camarón y así evitar pérdidas económicas importantes. La activación del sistema inmune requiere de energía y nutrientes específicos que, cuando el animal en cultivo se enferma, una cantidad significativa de éstos se canaliza hacia la preparación para combatir las amenazas de patógenos. Esto puede afectar negativamente el crecimiento del animal. Sin embargo, cuando la activación del sistema inmune es balanceado y eficiente, la utilización de la energía y nutrientes para la respuesta inmune será optimizada, y la energía será canalizada a otra necesidad fisiológica como el crecimiento. En ese sentido, es fundamental proporcionar una alimentación adecuada fortalecida con aditivos funcionales en los períodos requeridos, desde las etapas iniciales hasta el final de cosecha, de tal forma que los camarones reciban una nutrición que les permita aportar a los procesos naturales tales como la formación de sus tejidos y estructura del cuerpo, así como también fortalecer su sistema inmune para poder aumentar su capacidad de sobrevivencia ante cualquier amenaza o riesgo sanitario que se presente a lo largo del ciclo de cultivo.

Soluciones nutricionales funcionales: Composición y beneficios

La alimentación mediante el suministro de dietas de excelente valor nutricional y digestibilidad, en conjunto con aditivos funcionales, complementan la nutrición y ayudan al camarón a enfrentar los retos sanitarios. Entre las propiedades y características de las soluciones nutricionales funcionales se pueden destacar algunas como:

  • Son dietas balanceadas de alta densidad nutricional, con un adecuado balance de aminoácidos, niveles apropiados de energía, antioxidante, nutrientes pre digeridos y estabilidad nutricional, que garantizan la ingesta de la cantidad adecuada de nutrientes que el camarón requiere cuando se ve sometido a estas situaciones de estrés.

  • Contienen ácidos orgánicos, que eliminan patógenos a nivel intestinal y crean un ambiente favorable para el desarrollo de bacterias benéficas en el microbiota.

  • Incluyen nucleótidos, que son esenciales para la recuperación de tejidos y para mejorar la respuesta inmunológica.

  • Incorporan hepatoprotectores, que ayudan a la detoxificación y aceleración de la recuperación de los tejidos del hepatopáncreas dañados por patógenos o estrés.

  • Contienen postbióticos, moléculas que generan una mejora en el sistema inmune y salud digestiva de los camarones, optimizando de manera eficiente el uso de energía para el desarrollo de todos los procesos biológicos y fisiológicos.

Todas estas características promueven mejores tasas de crecimiento, con lo que se puede obtener mayor peso en un menor tiempo de cultivo; mejora de la salud intestinal y del sistema inmune que conlleva a una mejor absorción de nutrientes y mayor sobrevivencia; mejor factor de conversión; una mayor biomasa, todo lo cual se traduce en una mayor rentabilidad.

En general, desde el punto de vista de la inmunidad, los aditivos funcionales permiten una mayor protección contra enfermedades con respuestas más eficientes y una recuperación más rápida, por otro lado, en cuando a la digestibilidad, generan una mejor integridad intestinal mientras mantienen un balance microbiano saludable, de tal forma que la combinación de ambos efectos se traduce en una optimización del desempeño, crecimiento y sobrevivencia.

Algunos resultados de componentes funcionales en ambiente controlado

 

En el Technology Aplication Center (TAC), en Vietnam, entre Noviembre 2018 y Enero 2019, se demostró el impacto positivo de la inclusión de aditivos funcionales en dietas, en la mejora de la respuesta inmune y del performance en camarones de la especie Litopenaeus vannamei.

Experimento

  • 6,400 camarones con peso promedio de 2.5 g; distribuidos aleatoriamente en 32 hapas con 200 camarones/hapa y distribuidos equitativamente en ambos lados de un corredor ubicado en una piscina de 400 m2 con sistema de aireación constante de pedales

  • Camarones alimentados 2 veces/día con dietas Cargill de acuerdo a los siguientes tratamientos:

    • Dieta control sin aditivos funcionales (A)

    • Dieta con bajo nivel de inclusión de aditivos funcionales (B)

    • Dieta con nivel medio de inclusión de aditivos funcionales (C)

    • Dieta con alto nivel de inclusión de aditivos funcionales (D)

  • Cada tratamiento incluyó 8 réplicas. Los camarones fueron alimentados durante 61 días, en la etapa de grower hasta que el camarón alcanzó en promedio una talla de 16 g/camarón.

  • Durante la prueba, se tomaron las siguientes muestras:

    • Pesos de camarones y conteo de los mismos en cada hapa al inicio, intermedio y final de la prueba

    • Ingesta de alimento y mortalidad fueron recopiladas diariamente

    • Parámetros ambientales como nitrito, nitrato y amonio

    • Muestras de agua se tomaron en el estanque, al principio y al final de la prueba. En cada muestreo, se consideraron 21 muestras en total: 3 de cada uno de los 7 puntos seleccionados en el estanque, específicamente para Vibrio sp. y Vibrio parahaemolyticus en agua.

    • Muestras de Hemolinfa fueron tomadas para análisis de hemocitos y proteínas totales, haciendo un pool de 4 muestras tomadas de cada hapa a la mitad y al final de la prueba.